El otro día iba manejando tranquilo…


…Y un conductor imprudente en una camioneta Ford F-150 venía a exceso de velocidad detrás mío.

Vi como se metió delante de un auto que venía junto a mí y debido a su velocidad y al tamaño del vehículo, al auto no le quedo otra cosa que dejarlo.

Luego aceleró para tratar de pasarse un semáforo pero se puso en rojo y tubo que frenar a raya.

Claramente vi cómo estaba enojado el conductor.

Apenas se puso en verde salió a toda velocidad y cuando estaba por girar, aparece una Metrovía salvaje.

Yo recuerdo que a mi alguien me dijo “En la vía, nada se respeta más que a la Metrovía”

Pero el de la camioneta no lo sabía así que en vez de frenar, aceleró más.

La Metrovía siguió tranquila y confiada… pensé que iban a chocar.

Pero a la final la Metrovía pasó y la camioneta le tocó frenar.

El conductor se molestó. Aparentemente le pareció mal que otro vehículo pase adelante de él sólo porque es más grande.

Y comenzó a putear como loco mientras los demás pasábamos junto a él y seguíamos hacia nuestros destinos.

Lo observé por el retrovisor y seguía enojado mientras giraba en la esquina y se perdía de mi vista.

Ojalá le dé cáncer.

Become a Patron!

Apoya mi trabajo y recibe beneficios exclusivos.

You may also like

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *