El Cura Zanahoria


“- Mami comprame un Masturbacionador”
“- No hay plata mijo, use el del abuelito”

“Según la prensa local, el abogado del sacerdote negó la acusación, afirmando que el cura había oficiado una boda y había bebido dos vasos de vino después de haber tomado píldoras antidepresivas.
El cura se perdió cuando regresaba a su casa después de la boda, vomitó sobre su sotana y se la quitó, dijo el abogado, José Adalberto Cunha.
Por eso se quitó la vestimenta, declaró.”

Traducción:

Abogado: Mire su señoría, lo que sucede es que mi cliente oficio una boda y le invitaron unas chelas como es normal y como no está acostumbrado se mareo y se perdió camino a caleta, para colmo las chelas le hicieron daño por los antidepresivos que está tomando y vomito sobre su sotana y mi cliente como es respetuoso de su sagrada ropa entregada por nuestro señor se la quitó”

Juez: Ahhhhh… ahora si todo está claro, yo sabía que había una explicación lógica a esto, pero antes de liberarlo permítame preguntarle porque un sacerdote toma antidepresivos.

Abogado: Ehhhh… eso es un chance piteado, lo que pasa es que últimamente ha estado recordando uno de los san viernes que se pegaba con otros sacerdotes en los que salió tan pluto que el alcohol le hizo las veces de afrodisiaco y estaba cañón, no conforme con eso no podía caminar bien y se tropezó cayendo encima de un niño sordo mudo de doce años y penetrándolo por accidente, luego parece que se atoro su huevo porque al intentar salir no podía y estuvo forcejeando por media hora hasta que le acabo adentro y pudo sacarlo.

Juez: Que!!!!, esa huevada es imposible, no me voy a tragar ese cuento.

Abogado: Esa misma cara puso el sacerdote cuando se dio cuenta que era su propio hijo, que tuvo con una prostituta vietnamita en uno de sus viajes de voluntariado en los prostíbulos de Vietnam y que estaba entrenando para monaguillo.


Gracias a Vieja Rhony por el aporte

Become a Patron!

Apoya mi trabajo y recibe beneficios exclusivos.

2 comentarios en “El Cura Zanahoria

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *